Sangre y arena

Recientemente se ha conocido que un grupo conocido como Cultural Histórica por el Arte Nacional del Circo Romano Originario -a partir de ahora, CHANCRO, en el texto- ha enviado una misiva a las altas instancias, a lo que se ha respondido lo siguiente: “teniendo en cuenta la larga tradición que lo acompaña -al Circo Romano-, y la hermosura que supone la conjunción de la sangre con la arena en la batalla a vida o muerte, estamos considerando otorgarle dicho título -de arte-“.

Ante las protestas surgidas, calificándolo incluso de aberración, el CHANCRO ha manifestado que no es un motivo de preocupación, puesto que “únicamente se hará uso de sujetos que no tienen conciencia ni uso de razón y cuya única cualidad es la bravura y la lucha por su supervivencia”; palabras que han supuesto una inclinación a favor en la balanza.
A esto hay que sumarle varias voces partidarias de lo que consideran que se trata de “una tradición”, y como tal, “no debe eliminarse” han concluido con la conspicua declaración de “quien no quiera que no vaya”…

Por si queda alguna duda, no, evidentemente, lo anterior no es verdad -aunque en esencia sí-, se trata más que de uno de mis textos demagógicos -en mi favor diré que hace mucho ya que no hacía uno, y el cuerpo me pedía fiesta ya-.
La realidad es que se va a fomentar la tauromaquia como disciplina artística y producto cultural con beneplácito gubernamental; que viene a ser que todo eso comentado antes, que nos parecería aberrante si se tratase de ese caso, no lo es tanto cuando es sobre el toro.
Si ya tienen el estereotipo del “olé, torero” allá donde vayamos, siguen recibiendo subvenciones y la gente taurina, en algunos casos, te sale de cultureta citando a Hemingway -no ya sin haber leído nada suyo, a veces sin conocer el uso de un libro más allá de calzar una mesa que cojea-, suponemos que con esta nueva prebenda les otorgarán la llave de la ciudad y una lamida de ojete.

Si se da la ambigüedad en la Educación de recortar hasta la saciedad, creando un clima laboral deplorable, pero a la vez dando una falsa idea de autoridad, que sólo actúa en perjuicio de quienes se la ganan con su buen hacer, en favor de quienes viven de los réditos; no iba a ser menos la Cultura -y también podemos decir que una cosa lleva a la otra-, que ya es más que otra cosa el negocio del lucro… y esta vez, con la apología de la violencia.

¡Es nuestra fiesta irracional!

Fuente: A que consigo 1.000.000 de personas en contra del Toro de la Vega

Kaso perdidO – Asesinar por tradición

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s